Canadá impone sanciones a China por el tratamiento de los uigures en Xinjian

Canadá impuso este lunes sanciones contra China por supuestos abusos de derechos humanos en el trato a los uigures en la región autónoma de Xinjian, siguiendo medidas similares adoptadas por Estados Unidos y la Unión Europea (UE), y el mismo día en que el canadiense Michael Kovrig fue juzgado por espionaje en Pekín.
Las sanciones económicas impuestas por Canadá afectan a cuatro altos funcionarios chinos y una empresa pública por «su participación en la brutal y sistemática violación de los derechos humanos» en Xianjian.
El ministro de Asuntos Exteriores canadiense, Marc Garneau, afirmó en un comunicado que «seguimos profundamente preocupados por las atroces violaciones de los derechos humanos que están produciendo en Xinjian a manos del Estado chino».
«Hoy, nos unimos a nuestros socios para demandar al Gobierno de China que ponga punto final a esta campaña sistemática de represión contra los uigures y otras minorías étnicas musulmanas y para que solicite responsabilidades a sus responsables», añadió Garneau.
El anuncio de las sanciones coincide con el juicio en Pekín de Michael Kovring, un diplomático canadiense en excedencia que fue detenido por las autoridades chinas en diciembre de 2018 y está acusado de espionaje.
El viernes pasado, China ya juzgó por los mismos cargos a Michael Spavor, un empresario canadiense que también fue detenido en diciembre de 2018.
La detención de los dos Michael, como se les conocé popularmente en Canadá, se produjo horas después de que las autoridades canadienses arrestaran en Vancouver a Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei e hija del fundador de la compañía china.
Canadá procedió al arresto de Meng cuando hacía escala en Vancouver con destino hacia México a petición de Estados Unidos, que ha solicitado la extradición de la directiva de Huawei tras acusarla de fraude bancario para violar las sanciones que Washington ha impuesto a Irán.

Más novedades